10/22/2007

Toda historia nos deja una enseñanza

Blogeando por ahí (en otras palabras, gastando mi tiempo de ocio) encontré una historia bien simpática, que tiempo atrás había escuchado, pero mejor vamos al relato...
En cierta ocasión una joven y pequeña almeja producto de un fuerte oleaje, se golpeo sobre una roca destruyendo por completo su protección, afortunadamente ella sobrevivió, pero de no encontrar pronto albergue moriría producto de las bajas temperaturas del mar.

Así llego muy agotada donde un gran choro zapato y le dijo... "don choro, por favor ayuda me, deje me entrar en su concha para poder salvarme!!", el choro zapato la miró y le dijo "Sal de acá insignificante, que te crees tu que me vienes a molestar!! "

La pequeña almeja se arrastro hasta una gran estrella de mar y le dijo... "Estrellita, por favor cubre me y proteje me, debajo de ti me podre salvar, la estrella ni siquiera contesto y simplemente la ignoro, apunto de morir la almejita llego hasta un picoroco y le pidió por favor que la deja entrar en él, a lo que el picoroco contesto, "como se te ocurre inmunda que voy a permitir que entres aca , sal de mi vista!!!"

Apunto de morir la almejita quedó tendida en una roca, de pronto paso su madre almeja, la pequeña le grito "mamá, mamá, he tenido un accidente deja me entrar en tu concha", la madre la miro y le dijo "no hay problema puedes entrar yo te protegeré".

Esta historia nos deja una enseñanza... "Cuando estés en apuros, y todo el mundo te de la espalda... andate a la CONCHADETUMADRE!!!"
Publicar un comentario